La Demanda 2014-10-22T11:56:35+00:00

Según los datos facilitados por la Sección de Energía y Minas, Dpto. de Economía, Hacienda, Industria y Empleo de Gobierno de Navarra, entre los años 2006 y 2012 se han subvencionado en torno a 400 nuevas instalaciones de biomasa (astillas y pellet) calorífica nuevas, siendo 340 de propiedad privada y 60 de organismos públicos. Además se ha registrado la instalación de algo más de 40 nuevas calderas de uso industrial con combustible de biomasa.

Otro grupo de nuevas calderas colocadas con subvención, 800 ud entre 2006 y 2012, utiliza la leña como único combustible. Este tipo de caldera es el más utilizado desde hace años aunque, no obstante, no tienen calderas automatizadas como las de pellets y astillas, por lo que aun siendo muy importante en número y en consumo de combustible (unas 30.000 toneladas anuales), no se han incluido dentro del grupo de análisis.

El estudio realizado para el proyecto BASOLAN ha analizado el progresivo incremento de las potencias subvencionadas con calderas de biomasa de madera (tanto de pellets como de astillas) desde el año 2006, llegando a un crecimiento anual del 200%, destacando el grupo de calderas domésticas  sobre el resto, con casi un 57%, y un avance más irregular en el sector industrial.

Potencias (KW) subvencionadas con calderas de biomasa. Años 2006-2012

 

El proyecto “BASOLAN: Aprovechamiento de recursos naturales” está financiado por la Unión Europea y Gobierno de Navarra a través del Eje 4 LEADER del Programa de Desarrollo Rural PDR-Montaña de Navarra 2007-2013.